Cuando Mou no celebró la Champions con el Oporto

Autobús celebración Champions League Oporto En mayo del 2004, Mourinho nos dejó otra de sus anécdotas que lo hacen diferente al resto de entrenadores, para bien o para mal.

Tras ganar la Champions League derrotando al Mónaco por tres tantos a cero, a su llegada a Oporto, los jugadores se subieron a un autobús descubierto para ofrecer la Copa de Europa a su afición, la cual reclamaba insistentemente la presencia del técnico portugués, pero Mou no hizo acto de presencia ya que no salió de la terminal y junto con su familia cogió un avión rumbo a Lisboa, para proseguir viaje a Brasil, donde pasaría las vacaciones.

Dicen las malas lenguas que el motivo de su marcha fueron las amenazas recibidas de la afición del Oporto tras anunciar su fichaje por el Chelsea antes de la final.